martes, 14 de julio de 2009


Unete despacio a mí que el destino lo quiso así
marcaremos el camino con un rastro divino .
Déjame entrar, quiero ser tu piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario